DIGNIDAD Y HONOR

Del latín "dignitas", es la cualidad de digno, adjetivo que hace referencia a lo correspondiente o proporcionado al mérito de alguien o algo, y también puede indicar que alguien es merecedor de algo.

En la OPCC esta dignidad está relacionada con la excelencia, la gravedad y el decoro de los hermanos en su manera de comportarse, por tanto una Dama o un Caballero debe comportarse con dignidad, lo que hace que tenga elevada moral, sentido ético y acciones honrosas.

En su sentido más profundo, la dignidad de un pobre Caballero de Cristo es una cualidad que depende de su raciocinio y que le capacita para cambiar su vida a partir del libre albedrío y del ejercicio de la libertad individual, estando vinculada a su autonomía que hace que se gobierne a sí mismo con rectitud y honradez.

Y esta libertad debe de ser posible a través de la educación que recibimos, y que la complementamos recibiendo la ayuda formativa de nuestra Academia Internacional Pobres Caballeros de Cristo, que nos permite tomar decisiones en base al conocimiento y haciendo uso de la plenitud de nuestra inteligencia.

En la Orden no se nos despojada de estos derechos básicos ya que nuestra dignidad sería ultrajada; no por voluntad nuestra, sino porque no podriamos ejercer nuestra libertad.

Pobre Caballero de Cristo nuestra DIGNIDAD implica por tanto el reconocimiento de nuestra condición humana y el respeto, vinculada al HONOR, que es una cualidad moral que lleva a un hermano a cumplir con los deberes propios respecto al prójimo y a uno mismo, concepto ideológico que a menudo justifica conductas y explica relaciones sociales.

En nuestra Orden tenemos Normas de Conducta Interna, Reglas actualizadas y Estatutos que se basan en ideales cristiano y que nos guían para que nuestra conducta sea Digna y Honorable en todos los aspectos de nuestra vida.

Gerardo Francisco Fraile y Pérez-Cuadrado
Maestre OPCC